Unidesa bienvenido al paraiso

Artículos publicados en la Revista Joc Privat

Luis Menor
Revista Joc Privat número 278 / 8-Marzo 2016

La Secretaría del Consejo para la Unidad de Mercado efectúa esta apreciación recordando el principio asentado en la LGUM de 'infracción de la competencia', aunque sorprende la no referencia a la ley que traspuso la Directiva de Servicios comunitaria en el Estado español en 2009.

Fuentes solventes de la Xunta de Galicia han señalado a JP que de momento se sigue actuando conforme con lo dispuesto en la reglamentación de Apuestas sobre el procedimiento de instalación de terminales auxiliares en locales de hostelería. De todas formas, en los planes a corto plazo de la Administración autonómica figura una reforma reglamentaria que ampliaría el número de máquinas de apuestas deportivas en estos establecimientos. Pese a los disensos existentes sobre la adopción de esta medida, que JP adelantó en su anterior edición, en la reunión de la Comision do Xogo de principios de diciembre la iniciativa habría prosperado por lo que en estos momentos habría margen para acometer una potencial reforma sobre este elemento sobrevenido con el Informe de la Secretaría del Consejo para la Unidad de Mercado de fecha 21 de enero.

El artículo 55 impone el consentimiento de la empresa operadora de máquinas B para la instalación de máquinas auxiliares de apuestas en locales de hostelería. La Secretaría del Consejo para la Unidad de Mercado interpreta que esta medida «constituye una intervención directa de competidores en la concesión de autorizaciones, que contraría el artículo 18.2.g) de la LGUM al exigir conformidad y firma de la empresa operadora de máquina B para la obtención de la autorización de instalación y ubicación de máquinas de apuestas».

Esta valoración figura en un Informe fechado el 21 de enero por este organismo dependiente del Ministerio de Economía ocupado en el cumplimiento de la norma de Garantía de Unidad de Mercado (LGUM) de la ley 20/2013, de 9 de diciembre.

La exigencia de conformidad
de la operadora de máquinas B
para lograr la autorización
del terminal de apuestas
fijaría una participación
directa de competidores
en la concesión de la misma,
concesión de la misma,
a juicio del Consejo
para la Unidad de Mercado

Fuentes jurídicas consultadas por JP se expresan más sorprendidos por la forma que por el fondo, al entender que la interpretación entroncaría más con aquellos requisitos que derivan de la Directiva de Servicios de la Unión Europea de 2009 (popularmente conocida como Directiva Bolkenstein), cuyo objetivo era precisamente la liberalización de servicios, entre los cuales podrían sumarse perfectamente las ‘infracciones de la competencia’, figura presuntamente conculcada en este caso, a diferencia de la supresión de barreras, que es precisamente el criterio habitualmente requerido en los supuestos relacionados con la LGUM.

El Informe de la Secretaría del Consejo para la Unidad de Mercado efectúa la siguiente reflexión: «La competencia entre máquinas de juego de tipo B y máquinas auxiliares de juego es clara, especialmente cuando éstas se ubican en un mismo local de hostelería» (...) «En estos supuestos la empresa operadora de la máquina B tiene un claro incentivo a que no se conceda una autorización de instalación y ubicación de máquinas auxiliares de apuestas a un competidor, en la medida en que ello podría suponer una merma de los ingresos obtenidos en ese local para la máquina B».

El Informe del Consejo concluye su argumentación señalando que «al exigir la conformidad y firma de la empresa operadora de máquinas B para la obtención de la autorización de instalación y ubicación de máquinas de apuestas, establece una participación directa de competidores en la concesión de las autorizaciones, lo que resulta contraria al artículo 18.2.g) de la LGUM, que prohíbe específicamente esta circunstancia».

Máquina de apuestas en local de hostelería

El artículo 55.2 del reglamento gallego señala literalmente que «la instalación de una máquina auxiliar de apuestas en un local de hostelería que cuente con una autorización de instalación y ubicación para máquina B vigente requerirá la solicitud previa de la autorización de instalación y ubicación a la que se acompañará un documento conforme al modelo normalizado firmado conjuntamente por la empresa titular de la autorización de comercialización y explotación de apuestas, por la persona titular del negocio y por la empresa operadora de máquinas B» (...) «La instalación de una máquina auxiliar de apuestas en un local de hostelería que no cuente con una autorización de instalación y ubicación para máquina B vigente requerirá la solicitud previa de la autorización de instalación y ubicación a la que se acompañará un documento conforme a modelo normalizado firmado conjuntamente por la empresa titular de la autorización de comercialización y explotación de apuestas y por el titular del negocio». 

Revista Joc Privat número 278 / 8-Marzo 2016

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.