Unidesa La Perla del Caribe + Gim

El borrador que maneja la Organización Mundial de la Salud ha sido revelado a través de un técnico en la revista New Scientist.

La próxima edición de la Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD-11) que depende de la Organización Mundial de la Salud lo incluirá por vez primera, según adelantó ayer el rotativo El País.

El trastorno se correspondería con un patrón de comportamiento de juego "continuo o recurrente", aunque según la información todavía no se habría cerrado la definición.

La OMS vincula el trastorno a tres condiciones negativas a causa del mal uso de los juegos digitales: no controlar la conducta de juego en inicio, frecuencia, intensidad, duración, finalización y contexto en que se juega; aumento de la prioridad otorgada a los juegos frente a otros intereses vitales y actividades diarias, y; mantener la conducta o acentuar su escalada pese a advertir efectos negativos.

El trastorno no tendría epígrafe específico, sino que aparecería englobado en el más amplio de juegos digitales dentro del nomenclátor de la organización. Los técnicos de la OMS recalcan que la mayoría de personas que juegan a videojuegos no padecen trastorno de ningún tipo, pero hay circunstancias que pueden generar efectos adversos.

BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.