Unidesa  “LA PERLA DEL CARIBE DELUXE: BIENVENIDO AL PARAÍSO”

Gambling Commissio

Un veredicto judicial reconoce al ente regulador capacidad para revocar licencias de juego más allá de cumplimentar las exigencias normativas.

La discrecionalidad que otorga la sentencia del Tribunal Supremo a la Gambling Commission es tal que le otorga la posibilidad de rechazar una solicitud de licencia como empresa de Juego.

Incluso si ésta hubiera satisfecho todos los requerimientos establecidos legalmente. La Corte atribuye a la Gambling Commission la capacidad para rechazarla si las juzga inconsistentes con los objetivos generales que defiende el ente regulador.

El origen del affaire remonta a la solicitud del mayor titular de pubs del Reino Unido, Greene King, que tramitó una licencia de bingo para desarrollar juegos de bingo en los más de 3.000 pubs de todo el país. La petición fue rechazada por la Gambling Commission al entender que el modelo de negocio de Greene King no se correspondía con las funciones del ente regulador. El recurso de apelación presentado por el operador de pubs, asegurando que había satisfecho todos los requerimientos fijados en la normativa, ha sido resuelto por el tribunal recordando que la Gambling Commission fue capacitada y atribuida para determinar objetivamente la concesión de licencias de juego.   

BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.