Unidesa  “LA PERLA DEL CARIBE DELUXE: BIENVENIDO AL PARAÍSO”

Turquía

El país otomano opta por la persecución, pero se olvida de vertebrar un marco regulatorio, que actualmente se limita a lotería y apuestas controladas por dos operadores públicos.

Turquía es seguramente paradigma de una mala regulación, o bien de una legislación monopolística e incapaz de proporcionar seguridad a sus ciudadanos.

La lotería Milli Piyango y las apuestas deportivas gestionadas por Spor Toto son las únicas ofertas legales y en ambos casos bajo monopolio del Estado.

Ante esta circunstancia, no es extraño que muchos ciudadanos turcos se acerquen a Georgia para jugar en sus casinos y se haya extendido la incorporación a numerosos portales punto com.
Para combatir estas circunstancias el Gobierno turco ha emprendido lo que denomina "dos años de ofensiva contra el juego ilegal". La supervisión de contenidos de internet, bloquear servicios de pago que pudieran relacionarse con juegos de azar (cibermonedas incluidas), prohibición de publicidad e importantes sanciones a operadores online, aunque sean extranjeros.

En la acción están implicados diversos departamentos del Estado turco: el Consejo de Investigación de Crímenes Financieros, el órgano de supervisión de la Banca, la Autoridad de Tecnologías, Comunicación e Información de Hacienda. Su intervención se combinará con la persecución de quienes accedan a webs ilegales de juego. Es más, aquellos a los que se detecten iniciativas en ese terreno, recibirán un SMS de la Autoridad de Tecnologías, Comunicación e Información de Hacienda, en la cual se le recordará la ilegalidad que estaría cometiendo, y teóricamente le prevendría sobre la conveniencia del acceso a sitios de juego ilegales en el futuro.

BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.