Unidesa La Perla del Caribe + Gim

Carlos Hernández

El organismo del Ministerio de Hacienda ha prestado apoyo a las investigaciones que desembocaron en el operativo policial que ayer detuvo a varios tenistas implicados en una presunta red de amaño de apuestas.

Si días atrás conocíamos las últimas rúbricas de Hernández en su cargo al frente de la DGOJ, ayer trascendió que otra de las acciones emprendidas motu propio por el exdirector General en sus últimos días antes del 11 de noviembre fue recordar a la Real Federación Española de Fútbol el articulado de la ley estatal del Juego vigente desde 2011.

Es decir, que la realización de apuestas sobre actividades deportivas en las cuales sean protagonistas directivos, entrenadores y participantes directos en las mismas están prohibidas so pena de sanciones muy elevadas. La propia Federación ha emitido una circular a sus asociados recordándoles las posibles sanciones, que también figuran en el Código Disciplinario de la entidad.

Precisamente la DGOJ ha actor proactivo, conjuntamente con el Equipo de Fraude Económico y Blanqueo de Capitales de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, en el operativo policial que ayer se saldó con 34 detenidos sospechosos de manipular apuestas en varios campeonatos de tenis.

Desde que en febrero de 2015 la Tenis Integrity Unit, que ya hemos reflejado en nuestras páginas varias veces, alertara de un intento de corrupción en un evento que denunció un tenista madrileño, las investigaciones sucesivas permitieron constatar el uso de un intermediario para el amaño de partidos, que contactaba con los jugadores para corromperlos mediante el amaño de resultados con el fin de hacerse con una cantidad proporcional a la apuesta. Antes de los torneos forzaba entrevistas y les ofrecía cuantías concretas para amañar determinados aspectos del partido como por ejemplo la pérdida de juegos con el servicio en su poder. Al parecer, cuando el intermediario no lograba corromper a los jugadores les ofertaba una comisión mayor; cuando el tenista aceptaba el amaño éste era comunicado por el intermediario a grupos de difusión con personas de confianza y familiares mediante una aplicación de mensajería instantánea, propiciando un aumento de las ganancias generadas con las apuestas realizadas.

BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.